Gracias Juego de Tronos

Juego de Tronos llega a su fin. El próximo 20 de mayo se emitirá el episodio final de una serie que me tiene enamorado desde su inicio allá por 2011. No es ni será mi serie favorita, pero merece un puesto en mi top 5. Dejando a un lado la enorme calidad de la serie, se merece este puesto por lo que Juego de Tronos significa para mí.

Empecé a ver Juego de Tronos al poco de estrenarse. Buscando una nueva serie que ver descubrí una nueva serie original de HBO basada en unos libros de George R. R. Martin que los medios describían como “del estilo de El Señor de los Anillos”. Ya tenía un punto a favor.

Siempre he defendido que HBO en lo que a series originales se refiere va dos pasos por delante de Netflix. La política de Netflix es producir muchas series originales de, en mi opinión, muy poca calidad (salvado 1 ó 2 por año). HBO por su parte se decanta por hacer pocas pero muy buenas. Por ello suelo darle una oportunidad a prácticamente cualquier serie original que estrenen.

Lo mismo ocurrió en abril de 2011 cuando HBO estrenaba Juego de Tronos. Les di una oportunidad. Y vaya si la aprovecharon. La serie me encantó desde el primer episodio (aunque con tanto personaje, tanta casa y tanto rey nos hiciéramos un lío al principio) y se ganó mi fidelidad durante el resto de la misma.

Allá por octubre de 2014 comenzamos la aventura que se conoce hoy como No stage fright. La temporada 5 de Juego de Tronos llegaría en abril de 2015 y se me ocurrió la idea de analizarla capítulo a capítulo. Me parecía que una serie con tanto tirón mediático como Juego de Tronos podría venirnos bien a la hora de generar tráfico en la web (teníamos pocos seguidores y pocas visitas).

Para novatos como nosotros analizar una serie capítulo a capítulo no era una tarea sencilla. Mientras que con un análisis de temporada tienes varias semanas (o días si es de Netflix) para disfrutarla y reflexionar bien para su análisis con un seguimiento capítulo a capítulo esos días se convierten en horas. Una tarea más complicada si tu objetivo es ofrecer contenido de calidad.

Aún así la cosa no salió mal y decidimos repetir en la temporada 6. Ya teníamos un grupo de lectores fieles que esperaban a nuestro análisis para debatir después en la web o en RRSS sus impresiones del capítulo. Y la cosa fue creciendo. Tuvimos además la suerte de que en Twitter varias cuentas incluida la de Movistar Series nos hacían el maravilloso RT que significaba nuevos lectores. Decidimos seguir.

En la temporada 7 no podíamos fallar y los análisis se convertían en lo más leído de la web en cuestión de minutos.  Es fantástico cuando escribes algo con tantas ganas y ves que tanta gente lo lee, comparte y comenta. La sensación que te produce si realmente te gusta escribir es indescriptible.

De cara a esta octava y última temporada estaremos al pie del cañón durante los 6 episodios finales de la serie. Incluso me he vuelto a ver las 7 temporadas estas últimas semanas para tener todo más fresco (hablaré de ello en un podcast próximamente).

En resumen, gracias Juego de Tronos por darme tanto como seriéfilo y como redactor. En estos años me has aportado muchas cosas y me has animado a seguir con esto de analizar temporadas capítulo a capítulo en otras series como Shameless, Peaky Blinders o Vikings. Sólo te pediré una cosa: no me mates a Tyrion.

📺 Te invito a seguir con nosotros el análisis de la temporada final capítulo a capítulo en nostagefright.net