No stage fright

No stage fright (NSF en adelante) es un proyecto que nace en noviembre de 2014 como un mero hobby. Desde que tengo uso de razón me gusta escribir y me flipan el cine y las series. Un día me cansé de que mi opinión sobre una película o un capítulo que acababa de ver se perdiera en el tiempo y en el espacio y tomé la decisión de crear una página web donde compartirlo.

NSF nace como un blog en blogspot pero al cabo de unos meses mi amigo Pablo Calvo de Bikecanine me aconseja abrir una página web con WordPress. En ese momento (marzo de 2015) me sonaba a chino, pero con una clase de “iniciación” me las arreglé para defenderme. Mi curiosidad y ganas de aprender y de “revolver” me hicieron mejorar poco a poco hasta el punto donde estamos ahora: una página web profesional con +35.000 visitas mensuales y +28.000 seguidores en RRSS.

Todos los recursos gráficos que utiliza NSF los he diseñado yo (con Photoshop o Photoscape) sin ser un experto en el diseño. Logos, mockups y todo tipo de carteles tanto para web como para RRSS.

NSF cuenta con una preciosa división: No stage fright Pop Culture, creada en febrero de 2017. Con contenidos desde música a cultura pop pasando por videojuegos e incluso comida 🍔

Es interesante comentar los logos que actualmente tiene tanto NSF como sus divisiones, con colores más que interesantes: el amarillo del logo de NSF es el de Kill Bill y el rosa de NSF Pop es el del jabón del póster de El Club de la Lucha.

También tenemos un Podcast llamado No stage fright Podcast (no fuimos muy originales a la hora de elegir nombre) que tiene ya 3 temporadas y está disponible en iTunes, Ivoox y Spotify. El podcast es un formato por el que llevamos más de 3 años apostando e intentando mejorar cada día.

Gracias a NSF trabajo con el centro de prensa de Netflix y HBO desde 2016 y con Amazon Prime Video Sky desde 2018. He cubierto además como crítico musical festivales como Metrópoli Gijón. y asistido a varios preestrenos.

En definitiva, NSF sigue siendo a día de hoy un hobby del que estoy locamente enamorado, que me ha ayudado en mi carrera profesional tanto a aprender como a crecer y al que ahora mismo no le puedo dedicar tanto tiempo como me gustaría, pero que espero esté presente conmigo algunos años más.